Mostrando entradas con la etiqueta Viajar con hijos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Viajar con hijos. Mostrar todas las entradas

martes, 22 de marzo de 2016

Diviértete y aprende inglés este verano en un campus de fútbol

El aprendizaje del inglés se ha convertido en una necesidad urgente impuesta por la sociedad en la que vivimos, cada vez más globalizada. Los padres quieren que sus hijos aprendan este idioma de una forma u otra, siempre pensando en lo mejor para ellos y en brindarles un futuro con muchas más salidas. Pero sus hijos vuelven cada día del colegio cargados de libros y con cientos de ejercicios por hacer. Libretas con páginas rellenas de fórmulas gramaticales, mil palabras de vocabulario, interminables listas con verbos… Sin lugar a dudas, ésta es la principal causa de abandono en el aprendizaje del inglés. Desde sus pupitres el idioma se les antoja una montaña inalcanzable. Totalmente comprensible. Estudiar inglés debería de ser divertido, puesto que sólo así los alumnos encontrarán la motivación necesaria para llegar a la meta.

Entonces nos paramos a pensar… ¿Qué les gusta? Vamos, son niños. Les gusta salir, correr, jugar, ensuciarse y estar con amigos. ¿Qué más? Les encanta el deporte, competir, formar parte de un equipo o de un grupo. ¿Y si tuviéramos que elegir uno de entre todos? Creo que, al menos en España, no hay dudas de que el deporte rey es él: el fútbol. ¡Qué gran vehículo sería éste para llevar a nuestros hijos a la comprensión del inglés!


El balón, su motivación para aprender

¿Es posible? ¿Combinar la práctica del fútbol con el aprendizaje del inglés? Pues sí, lo es. Cada vez son más los que se suman a la fórmula de motivación a través de la diversión como método de enseñanza. Y funciona. Los campamentos de inglés en verano continúan sumando números en nuestro país. Pero desde hace pocos años están de moda aquellos que son temáticos. Un campus de fútbol en inglés es una fantástica idea y lo corroboran los cientos de niños que acuden a ellos cada verano. En España la oferta es cada vez más amplia. En el extranjero también puedes encontrarlos, por ejemplo en Reino Unido están los campus del Manchester City o del Liverpool, por citar algunos, pero aquí el presupuesto se dispara más que si nos quedamos en nuestro país. Además, si se trata de primeras experiencias, dar el salto a los países vecinos quizás resulte demasiado abrumador para los jóvenes alumnos. En España hay oferta también, por ejemplo están el campus del Arsenal, con varios programas en Asturias o en Andalucía, o el del campus de fútbol en inglés del Sunderland AFC, que lo puedes disfrutar en Alicante, Asturias y Madrid.


Campus en inglés: inmersión lingüística total

¿Cómo logran enseñar inglés? La idea es que los niños y niñas vivan una inmersión en el idioma del cien por cien. Los entrenadores son británicos, así que acuden a entrenamientos de primer nivel que son totalmente en inglés. Del mismo modo, asisten a clases tácticas y técnicas, relacionadas con lo que más les gusta, el fútbol. Viven allí durante períodos de una o dos semanas. Sus monitores son nativos y todas las actividades que puedan llevar a cabo fuera de lo que es el entorno de la competición futbolística serán desarrolladas también en inglés. Es así, con su rutina diaria, practicando aquello que más les motiva, cómo el idioma se irá introduciendo en sus esquemas mentales poco a poco, casi sin ser conscientes de ello. El inglés se les presentará de una forma más amable y divertida. Ya no lo verán inalcanzable. Otro punto más a favor de esta metodología es que se consigue dotar al aprendizaje de una razón de ser. ¿Qué quiere decir esto? Los niños no quieren estudiar el idioma porque piensan que no sirve para nada, que no hay un motivo. Con este tipo de experiencias les mostramos que sí tienen un por qué, les damos un sueño por lograr y un camino para ello. Les estamos regalando las ganas y los deseos de aprender.

Así que si aún no tienes claro dónde llevar a tus hijos este verano, ¿por qué no buscamos un campus de fútbol en inglés en 2016? Seguro que el próximo curso el idioma no será su asignatura pendiente.

jueves, 14 de mayo de 2015

La aventura, es la aventura

Yo me acuerdo que hubo un momento en mi vida que irme de vacaciones con mis padres empezó a ser “un poco rollo”, y eso que formo parte de una familia numerosa. Los paseos por el interminable paseo marítimo de la ciudad costera de turno se me hacían pesados y también la manía de mis padres no faltar ni un día a la cita con la playa por la mañana. Temprano. Caiga quién caiga. 

Ahora, que estoy en el puesto de mando y soy madre me aterra la idea de que mis pequeños empiecen a acercarse a la adolescencia, que empieza cada vez más pronto y les aburra irse conmigo de vacaciones. Por ello, con años de antelación voy planeando qué tipo de viajes haré con ellos, sueño con poder contagiarles nuestra pasión por viajar, hablar otros idiomas, conocer gente y probar cosas nuevas sin miedo. No sé si lograré trasmitirles todo, pero cada vez estoy más convencida de que conseguiré aplazar algunos años el verano en que digan que viajar con la familia es aburrido. 

Es importante encontrar destinos en los que encontremos actividades que nos gusten a todos. Pongamos el ejemplo fácil. Valencia: a ti te gusta el Oceanográfico, a mi comer paella y a otro miembro de la familia la playa.

A la hora de elegir una escapada, si quieres lograr divertirte y tener complicidad con tus hijos elige una de multiaventura en la que puedas montar a caballo, hacer rafting, kayak, etc…Seguro que acabas con agujetas en todas partes pero…la aventura es la aventura. 

En verano, si notas que tus hijos tienen necesidad de relacionarse con otros niños / chicos de su edad, plantéate la posibilidad de ir a un Club de Vacaciones como Pierre et Vacances o el ClubMed, donde se organizan constantemente actividades para todas las edades. Así, tanto los padres como los pequeños tendrán su tiempo libre. 

Otra alternativa que une las anteriores es hacerte un crucero. Hay actividades para todas las edades, es inevitable conocer gente nueva y hacer amigos e igualmente, descubres y visitas sitios nuevos. 

Y ahora sólo queda disfrutar de las merecidas vacaciones y escapadas en familia.

martes, 24 de marzo de 2015

Sebogo, comparador de viajes

Los comparadores de vuelos,  hoteles y viajes en general, tienen como finalidad facilitarnos la tarea de planificar nuestras vacaciones, una escapada o viaje de negocios. Tener en una misma web varios proveedores de viajes y servicios nos ahorra mucho tiempo y sobre todo, quebraderos de cabeza.
Hemos descubierto un comparador de viajes que no conocíamos, Sebogo y que nos hemos dedicado a estudiar con lupa antes de recomendarlo.

En Sebogo puedes buscar vuelos, hoteles, alquiler de coches y ofertas de viajes.

Nos ha gustado muchísimo el hecho de que permita, sin hacernos mil preguntas, efectuar la búsqueda de un hotel por el número de personas y de habitaciones. Es decir, puedes efectuar tu búsqueda, por ejemplo, para 4 personas que comparten 1 habitación. Esto es genial para los que viajamos en familia, ya que  muy pocas veces se nos ofrece esa posibilidad.

sebogo, metabuscador de viajes online

La sección de ofertas ofrece una amplia selección de "ofertas flash" de viajes originales y con encanto. Como punto diferenciador, Sebogo te da la posibilidad de filtrar tu búsqueda en base al presupuesto y al porcentaje de descuento que te gustaría obtener en tu oferta de viaje.

Así que sí, le damos el visto bueno a Sebogo, por ayudar a las familias a planificar nuestros viajes online sin ponernos trabas.



jueves, 6 de noviembre de 2014

Escapaditas con hijos

Te queremos iniciar en un vicio sano: hacer escapadas con tus hijos

Pasar juntos fines de semanas cortos, excursiones de un día…es algo importante. Tus hijos también necesitan que compartas esas escapadillas con ellos. Salir de la rutina y del entorno diario les sienta bien y sobre todo, les hace sentir especiales. Además, es revitalizante poder descubrir cosas y lugares nuevos juntos. 

Rutas como la Ruta del Quijote, escapadas de aventura como La Búsqueda del Tesoro, son algunas ideas fantásticas que hemos encontrado por la web. 

Durante un fin de semana fuera de casa, los hijos sienten que pueden disfrutar de sus padres al 100%, ya que no hay tareas domésticas o de otro tipo que se interpongan entre ellos. Todo es ocio, tiempo y créeme acabarán con recuerdos que ellos guardarán preciosamente hasta su edad adulta. Además suceden anécdotas que luego disfrutareis rememorando en familia con grandes risas. 

Según la edad de tus hijos puedes elegir escapadas diferentes. Los niños más pequeños apreciarán más lugares de playa o en los que puedan estar en contacto con la naturaleza y correr. Ya a partir de los 9 o 10 años las escapadas a ciudades son más fáciles ya que los niños están preparados para disfrutar de callejear y visitar algún museo interesante para todos.

En definitiva, despertar los sentidos y descubrir junto a tus hijos nuevos destinos es gratificante para todos. No te lo pierdas.

lunes, 3 de noviembre de 2014

El botiquín de viaje

Como decían nuestras abuelas, más vale prevenir que curar. Por ello, antes de cada viaje conviene preparar un pequeño botiquín adaptado al destino de tu viaje.

En la preparación del botiquín, te recomendamos que tengas en consideración los siguientes parámetros:

 - Tipo de destino: playa, montaña, ciudad, selva
 - Tipo de viajeros: niños, adultos, alérgicos, asmáticos, embarazadas...
 - Duración de la estancia
 - Riesgos de cada destino: diarreas por el estado del agua, picaduras de bichos, ...

Para facilitarte las cosas te recomendamos que visites la web antesdeviajar.com, que te ayudará a crear tu propio botiquín en cuatro pasos, simplemente seleccionando unos cuantos parámetros.

 ¡La tarea de preparar un botiquín se vuelve facilísima porque te dicen exactamente los elementos que tienes que incluir! Es primordial, informarte sobre las condiciones sanitarias de tu destino y saber si se requieren algunos cuidados previos, como vacunas o la contratación obligatoria de un seguro de viajes. Para ello, tendrás que informarte a través de tu centro de salud o de la oficina de turismo pertinente.

Aquí tienes un listado de oficinas de turismo que te puede ser útil.

Por último no olvides llevarte todos los papeles y tarjetas que necesitarás en caso de que te pongas enfermo durante las vacaciones:

- Si te quedas en España, llévate la tarjeta de la seguridad social contigo. Los centros de salud no comparten base de datos
 - Si te vas a un país de la Unión Europea lleva contigo la tarjeta sanitaria europea, que sustituye al antiguo formulario E-111. Es válida durante 2 años y la puedes solicitar de manera electrónica o en los Centros de Atención e Información de la Seguridad Social. Puedes tener más información aquí . Esta tarjeta te autoriza recibir atención sanitaria en otros países de la Unión Europea
- Si tienes un seguro privado (Adeslas, Sanitas, etc...), llévate contigo la tarjeta y el número de atención al cliente en el extranjero. Cada seguro es diferente pero si alguna vez tienes que pagar por la atención médica pide una factura al médico para que a la vuelta, te la reembolsen total o parcialmente dependiendo de tu seguro
- Papeles de tu seguro de viajes, o número de contacto para información

 ¡Y pásatelo bien!

jueves, 30 de octubre de 2014

El arte de deshacer la maleta

Hacer bien la maleta sin olvidar nada, sin caer imprudentemente en el exceso de equipaje, y hacerla bien, es todo un reto. Por otro lado, deshacer el equipaje, al volver cansado y feliz de tu viaje, no lo es menos.

Por esto, te voy a dar unos simples consejos para que deshacer tu equipaje se convierta en un arte y deje de ser un “rollazo” colosal. A partir de ahora, conseguiremos evitar que maletas medio llenas y bolsas con recuerdos de tus vacaciones te atormenten desde los rincones más insospechados de tu hogar.

Consejo número 1: Simple y directo: deshaz tu equipaje inmediatamente, nada más llegar a casa. Sin excusas. Si llegas en mitad de la noche ponte manos a la obra en cuanto te levantes por la mañana. Consejo número 2: Si tienes hijos pequeños que más que ayudar te van a estorbar, encárgate de dejarlos un buen rato entretenidos, aunque sea delante de la tele.
Consejo número 3: Vaciar las maletas primero porque es fácil ya que casi todo lo que hay dentro es ropa sucia, y es lo que más abulta. Después encárgate del resto de bolsas o equipaje pequeño.
Consejo número 4: Cada bolsa, ya contenga DVDs, comida, regalos o toallas y bañadores ha de ser vaciada y su contenido ordenado en su lugar correspondiente.
Consejo número 5: Guarda las maletas vacías en su trastero o armario correspondiente en cuanto esté vacía.

Sé que llegar de vacaciones y ponerte a trabajar con el tema de las maletas es un gran esfuerzo, pero la clave es hacerlo lo antes posible y de un tirón. No querrás seguir buscando tus objetos cotidianos y pertenencias entre bolsos y maletas en las semanas siguientes a las vacaciones.

Por alguna razón, deshacer el equipaje da mucha pereza. Sino, que se lo digan a mi vecina, que tuvo un maletón vacío enorme semanas en medio del pasillo porque no se decidía a llevarlo al trastero…hasta que se tiró un buen rato buscando a su hijo por la casa, ¡que se había metido dentro!

martes, 15 de julio de 2014

Entretenimiento en casa

Las vacaciones escolares ya han comenzado, y mientras que los niños rebosan una vitalidad que nos hace preguntarnos a diario de donde ha salido, los padres empezamos a adentrarnos en el pánico ante lo que se nos ha caido encima: de dos a tres meses con los niños en casa. ¿Ya tienes el campamento de verano elegido, las vacaciones reservadas y has pedido ayuda a familiares? ¿Tienes el plan A y el plan B hilados a la perfección? Estoy segura de que sí, pero os voy a dar un consejillo para rellenar huecos entre actividades o para cuando los niños se pongan muy pesados y querais evitar que pasen demasiado tiempo delante de la tele. He conocido una web, Internenes.com, que me ha parecido muy interesante.

Vereis, se trata de una web de recursos educativos gratuitos para niños de todas las edades. Nuestros hijos, además de entrar en contacto con el manejo de los ordenadores, que ya es una herramienta imprescindible, aprenden y se divierten. Los juegos que ponen a disposición de los pequeños internautas son educativos y contribuyen a aumentar la agilidad mental, puedes hacer puzzles, ver comics, leer cuentos , ver vídeos, hacer fichas…en definitiva, material educativo para tus peques pero reunido en una página web. 

Es como tener otro libro de vacaciones mucho más entretenido. He comprobado que los niños juegan con el ordenador con más gusto de lo que se ponen a trabajar en sus fichas, así que saquemos partido a esta oportunidad. Te propongo que eches un vistazo. Eso sí, asegúrate de que conviertes a tu hijo en un internauta seguro, ayúdale.

martes, 24 de junio de 2014

El libro de Vacaciones...

Me declaro partidaria del libro de vacaciones. Sé que las vacaciones son para disfrutarlas, pero los niños tienen casi 3 meses para ello. Y es que 3 meses es suficiente tiempo para olvidar muchas de las cosas que se han aprendido durante el año. No estoy hablando de dar una clase en casa cada mañana o cada tarde, pero sí de hacer algunos ejercicios que mantengan la agilidad mental.

Algunos consejos para conseguir que el libro de vacaciones no se convierta en un trasto inútil más:

- Paso 1: La presentación. Presenta a tu hijo el libro de vacaciones como un libro de actividades divertidas. Hay actividades para pegar, para cortar, para leer y para rellenar. Lo vamos a pasar pipa haciéndolo, ¿tú crees que sabrás hacerlo? Seamos realistas, si les dices a los peques que les han comprado un libro de deberes te van a lanzar su mirada asesina más elaborada

- Paso 2: ¿Cuándo empezamos? Cualquier momento es bueno para empezar las actividades, aunque conviene dejar una semanita entre las clases o los campamentos y el comienzo de las actividades

- Paso 3: ¿Cuándo lo hacemos? Es importante que tomes la costumbre de sentar a tu hijo todos los días a hacer los ejercicios. Sin tele y sin distracciones. Es mejor que sea en un momento tranquilo, mejor por la mañana y que NO sea antes de ir a hacer algo divertido. De lo contrario, se ponen tan impacientes que hacen cualquier chapuza a toda prisa con tal de acabar lo antes posible

- Paso 4: ¿Le ayudo? Si te quedas delante de tu hijo haciendo los deberes, van a querer que siempre estés presente. Está bien si te pones a su lado haciendo cosas para ti como leer un libro o estar con el ordenador y así no se moverán de la silla y tú estás cerca si necesitan ayuda

- Paso 5: ¿Cuánto tiempo? 15 o 30 minutos diarios es suficiente. No se trata de estar en el cole, solo de seguir ejercitándose

- Paso 6: ¿Y durante nuestras vacaciones? ¡Claro que sí! ¡Qué solo es un ratito!

- Paso 7: ¿Lo corrijo? ¡Claro! Luego te pasarás el día subiéndole la autoestima contando lo bien que lo ha hecho. Por último te recuerdo que tus hijos por lo general no van a ponerse solos a hacer deberes, es tu responsabilidad también hacer un seguimiento. ¡Ten un poco de fuerza de voluntad!

lunes, 23 de junio de 2014

Viajar con otras familias

A veces nos planteamos pasar las vacaciones junto otra familia amiga. Este tipo de vacaciones en las que convivimos con otra familia tiene algo muy positivo y es que nuestros hijos tendrán otros niños con los que jugar día y noche y se lo pasarán aún mejor, ya sean hijos únicos o tengan hermanitos.

También harán más ruido y habrá mucho jaleo pero lo de mamá / papá me aburro casi no se oirá durante el viaje e imitarán las buenas costumbres de los amiguitos para obtener así la aprobación y cumplidos de los padres, como comer mejor o ser más ordenados.

Otras ventajas de viajar con otra familia amiga son:
- Poder turnarse en hacer de canguros y de esa manera gozar de una o más noches libres ya sea en pareja o sólo de chicos o de chicas…
- Mientras los niños juegan tendréis más tiempo para hablar entre vosotros 
- Aprender de la otra familia. Seguro que hay cosas que hacen muy bien y que puedes copiar


Pero todos sabemos que la convivencia también separa a los amigos así que es esencial que elijas bien a tus compañeros de viaje, con amigos de fácil convivencia y respetuosos. De todas formas, te vamos a dar unos cuantos consejos para que todo sea aún más fácil:

- Que las vacaciones no sean excesivamente largas, lo ideal no más superiores de 10 días
- Separarse de vez en cuando, no es obligatorio ir a todos los sitios juntos
- Si compartís apartamento, repartid bien las tareas de cocina y limpieza, si las hay
- No compartir coche, ya que dará más libertad a ambas familias

Y como siempre, te aconsejamos, afrontar las vacaciones con buen humor porque lamentablemente se nos hacen siempre demasiado cortas.

viernes, 20 de junio de 2014

Los Juguetes y las vacaciones

Cuando nos vamos de vacaciones, aunque sea un simple fin de semana, siempre me encuentro con una situación recurrente a la hora de preparar el equipaje: la cantidad de bolsas pequeñas o satélites que hay a mi alrededor. Si viajamos en avión, como no quiero invertir ni 1€ en exceso de equipaje (por eso mismo, porque la tarifa es excesiva), someto a mi familia a una disciplina militar: Una o dos maletas para todo, dependiendo de la estación del año y de la duración del viaje y un bolso por adulto y una mochila por niño. Y funciona. 



Desgraciadamente, eso no me funciona cuando viajamos en coche: La bolsa de la merienda por si alguien tiene hambre en el camino (y aunque no haya hambre nos lo acabamos comiendo todo igual), la de los DVD’s, las de los juguetes, las de las toallitas con unos biberones y artilugios varios, y por fin, mi bolso. Y creo que no voy a poder disciplinar a mi familia ni a mí misma para que eso cambie.

A la hora de elegir los juguetes que se van a llevar los niños intervengo porque si no se llevan los juguetes adecuados acaban suspirando por los que se han dejado en casa y pueden disgustarse y ponerse algo pesados. Yo les doy una mochila que pueden llenar todo lo que quieran pero les explico que ese será todo el espacio para sus juguetes. Les dejo que llenen la mochila y una vez hecha, “paso revista”. Estas son las normas que sigo: 

- El muñeco con el que van a dormir- no comento nada sobre su elección
- Les pido que dejen en casa los juguetes que tienen piezas pequeñas que se pueden perder. Es una pesadilla estar buscando piezas diminutas de juguetes entre las camas de un hotel
- Les recomiendo que lleven juegos de cartas en los que podemos participar toda la familia, sobre todo si son mayores
- Siempre incluyo material para dibujar porque de verdad es lo que más les entretiene en horas muertas (como espera en aeropuertos y el avión), y al final del día 
- Si el viaje es de larga duración o son las vacaciones de verano, siempre llevo un libro de actividades o el vacaciones. Si los niños son mayores, libros para leer. 

Y eso es todo, si teneis alguna sugerencia más, compartirla con nosotros.

lunes, 9 de junio de 2014

Mamá, me aburro

A partir de los 7 u 8 años, una nueva frase se incorporará al repertorio de vuestros hijos y la repetirán hasta la saciedad  más allá de la adolescencia: “Mamá/ Papá, me aburro”. Esta frase junto a “Mamá/Papá quiero ver la tele” son seguramente las que menos nos gustan a los padres. Además, durante un viaje o las vacaciones en las que convivimos con nuestros hijos 24h/24h lo de Mamá, me aburro se pone a la orden día.

Lo primero que os quería comentar es que hay que ser consciente de que aburrirse no es malo. De hecho, es sano y recomendable aburrirse de vez en cuando tanto para los pequeños como para los mayores. En el caso de los adultos que vivimos en un mundo frenético sentarse un rato sin hacer nada y vaciar la mente nos ayuda a relajarnos y ver las cosas con otra perspectiva. En el caso de los niños ocurre algo similar. Aburrirse hace que los niños aprendan a buscarse solos su propio entretenimiento y refuerza su individualidad. A la vez aprenden que la vida no es un continuo saltar de una actividad a otra.

mamá, me aburro, la frase que más se repite en los viajes en familia

Por otro lado, me gustaría subrayar la importancia de aprovechar las vacaciones y escapadas en familia para pasar tiempo de calidad con los hijos jugando, hablando y escuchándoles  sin interrupciones de teléfonos y correos electrónicos. Si tienes más de un hijo es importante que pases un rato exclusivo con cada uno de ellos, por ejemplo yendo al cine solo con mamá o a la piscina sólo con papá durante unas horas. Uno de los recuerdos más agradables que tengo de mi niñez es una mañana que no tuve que compartir a mi padre con mis tres hermanas y me llevó a la Casa de Campo a remar.
Y por último, si quieres algunos consejos sobre cómo sobrevivir lo más dignamente posible a un viaje con hijos te aconsejamos que leas este artículo: mamá cuando llegamos.

jueves, 22 de mayo de 2014

¿Qué hago con mis hijos? Campamentos de verano

Estos largos e interminables veranos... 

Ya estamos en mayo los padres nos apresuramos a buscar como locos alternativas para dejar a nuestros retoños en buenas manos durante la mayor parte de las vacaciones de verano. Seamos realistas: 3 meses seguidos de vacaciones, son muchos meses. Es difícil tenerlos metidos en casa todo el rato oyendo la cantinela de “me aburro, quiero ver la tele” y en la mayoría de los casos los padres tienen que ir a trabajar. En definitiva, se hace eterno.

Los padres trabajadores solemos tomar entre 15 días y 1 mes de vacaciones para disfrutar de nuestros retoños. Pero, ¿qué hacemos con ellos el resto de las vacaciones? ¿Traerlos a la oficina? ¿Enviarlos por correo a un familiar desprevenido? No todas las familias tienen la suerte de poder dejar que los abuelos se ocupen y disfruten de sus nietos durante el verano, en el pueblo, en el chalet de la sierra o en la casa de la playa.


campamentos de verano. Qué hacer con los hijos en verano

Hay que buscarse otras opciones y sobre todo poner en marcha nuestro ingenio e imaginación lo antes posible…para estar seguros de no quedarnos colgados. Voy a daros algunas ideas para diferentes bolsillos y estilos de vida, para que no “aparques” a tus hijos, sino que les ofrezcas un verano entretenido y memorable:

 1- La chica au-pair. Léase también chico au-pair, por favor, que haberlos," hailos". Esta opción es bastante atrayente si dispones de sitio en casa para alojar a la chica au-pair y no te importa convivir con alguien que no es de la familia. Un estudiante que quiere aprender español se queda durante el verano en tu casa cuidando de tus hijos. Se supone que también echará una mano en las tareas del hogar, pero lo más importante es que son jóvenes y tienen una gran cantidad de energía para gastar con tus retoños.

2- La sobrina mayor o la hija de tus amigos también mayor. Opción ideal para quién necesita alguien que cuide de sus hijos unas horas al día y para esos estudiantes que buscan ganar un dinerillo en el verano. Entretienen a tus hijos, los llevan a la piscina, juegan con ellos y cuando llegas de trabajar están echándose la siesta en vez de viendo la tele. Ideal.

3- El Campamento urbano de tu Comunidad Autónoma. Las Comunidades Autónomas proponen campamentos urbanos en algunos colegios de tu distrito. Para que tu hijo sea aceptado en este campamento suele haber algún tipo de sorteo, ya que hay más solicitudes que plazas. Te recomiendo que te enteres sobre los plazos de solicitud en la página web de tu comunidad autónoma o provincia. Son muy divertidos: ven películas, hacen guerras de agua, manualidades y conocen niños de otros coles…y los mayores hasta se echan novi@. Total, nada.

4- Campamentos urbanos en tu cole organizados por el AMPA. Los suertudos que dispongan de un AMPA con la iniciativa para organizar un campamento de verano, estarán eufóricos. Algunos colegios realizan campamentos urbanos paralelamente a los anteriores sólo para los alumnos del centro. Los costes son bajísimos y las actividades similares al anterior. Los colegios privados suelen organizar este tipo de campamentos urbanos, pero evidentemente, el coste es mayor.

5- Centros de ocio. Estas opciones tienen un coste más elevado pero ofrecen actividades chulísimas. Las ludotecas sacan toda su imaginación y desarrollan programas en sus centros que combinan con sus instalaciones(piscina de bolas, etc…). Cuenta cuentos, manualidades, teatro….También hay piscinas que ofrecen campamentos urbanos que combinan la natación con clases de inglés y manualidades. Igualmente, escuelas de baile o artes marciales se unen a esta tendencia. Los grupos se dividen por edades y es positivo que los niños elijan las actividades que a ellos les apasionan y las perfeccionen y disfruten en verano. Además, harán amigos que no son los del barrio o del cole.

6- Campamentos de verano. Esta opción es la más entretenida, las antiguas colonias, posteriores campamentos scouts ahora son campamentos de verano. Los hay temáticos (inglés, baile…) y divididos por edades, en los que los niños se van entre 7 y 15 días a vivir sin sus padres y luego lloran porque no quieren volver a casa. En mi experiencia, considero que al menos los niños tienen que tener 9-10 años para tener la madurez de participar en un campamento de verano. Pero desde luego, nadie conoce a su hijo como sus padres y éstos son conscientes de su madurez.

Ahora sólo te queda ponerte manos a la obra y buscar tu aupair, tu campamento y empezar a rellenar solicitudes. ¡Suerte!

lunes, 5 de mayo de 2014

Mamá, ¿cuándo llegamos?

¿Cuántas veces has oído esta frase? En un trayecto superior a 15 minutos esta pregunta se repite cual disco rayado. También hay otras variantes como “Papá, ¿cuándo llegamos?”, “¿Cuánto queda?”, “Quiero bajar ya” y “¿Cuándo paramos?”

Un viaje con niños, sobre todo en coche, se suele hacer muy pesado. Pongámonos en el lugar de los niños: hay que quedarse sentado, no te puedes mover apenas y nada de correr. Resumiendo, y en sus palabras, es un rollo.
mamá, ¿cuándo llegamos?

No hay receta mágica para superar el mal trago de un viaje con hijos, sobre todo en carretera, pero sí algunos truquitos para que se haga más llevadero. Me gustaría compartirlos con vosotros. 

  • Comenzar el viaje en horas en las que sea fácil para los niños dormirse: justo después de comer (hora de la siesta), o a la salida del cole o muy temprano por la mañana. 
  • Para los niños de más de 3 o 4 años la receta mágica viene en forma de DVD. Hay DVDs que puedes adaptar a tu coche, enganchándolos en el respaldo del asiento delantero, y hay coches que ya lo tienen incorporado. Te aseguras de que llevas sus pelis favoritas, y el viaje se hará infinitamente más fácil. Si tienes más de un pasajero infantil los puedes encontrar con dos pantallas. 
  • Que no te falte de nada porque de lo contrario te pueden formar una escena en medio del viaje: agua, comida de picoteo, sándwiches, toallitas húmedas, y sus juguetes favoritos.
  • Para los más peques asegúrate de llevar un biberón caliente y un par de chupetes, si los usan, por si se les cae el que llevan puesto. 
  • Cuando los niños son más mayores puedes jugar con ellos parte del viaje. Algunos juegos que se pueden hacer son: veo-veo, las palabras encadenadas, los disparates e inventar una historia entre todos en los que cada uno cuenta una parte.
  • Aunque te guste hacer los viajes de un tirón, ten flexibilidad y haz una parada cada dos o tres horas y si es posible en un área de servicios donde haya un espacio para que los niños puedan corretear y desfogarse un poco. Así gastarán algo de energía.
  • Y por último si viaja más de un adulto y hay sitio suficiente detrás, cuando los niños se pongan muy difíciles, un poco pesados o a pegarse entre ellos, recomiendo que uno de los adultos se siente con los niños en el asiento de atrás para restaurar la paz y orden

Y seamos compresivos, ya para nosotros, los papis, los viajes pueden ser duros y sobre todo aburridos. Así que imaginaros como lo pasan los más peques. Hay que tener paciencia. Yo ya he compartido mis secretos. ¿Vosotros tenéis alguno que queráis compartir?